Especie:
Naja haje

Sinónimos:

Coluber Haje LINNAEUS 1758: 225
Cerastes candidus LAURENTI 1768
Coluber candidissimus LACÉPÈDE 1789
Vipera haje - DAUDIN 1803
Naja haje - MERREM 1820
Naja haje - DUMÉRIL & BIBRON 1854: 1298
Naja haje var. viridis PETERS 1873
Naja haje - WELCH 1994: 91
Naja haje - BROADLEY 1998
Naja (Uraeus) haje — WALLACH et al. 2009

Naja haje haje (LINNAEUS 1758)
Coluber haje LINNAEUS 1758
Naja haje - SCHMIDT 1923: 126 (fide BROADLEY 1968)
Naja haje haje - WELCH 1994: 91
Naja haje haje - BROADLEY & HOWELL 1991: 24

Naja haje arabica (SCORTECCI 1932)
Naja haje arabica SCORTECCI 1932: 47
Naja haje arabica - HAAS 1957
Naja haje arabica - WELCH 1994: 91

Naja haje legionis (not widely recognised)
Naja haje legionis VALVERDE 1989

ÁSPID DE EGIPTO

Mide hasta dos metros con sesenta centímetros de longitud.
A este Ofidio lo llaman Cobra común, Cobra de África, Serpiente de Cleopatra y Ojo de Ra.
Presenta dimensiones superiores a la Cobra asiática.
Generalmente es de color amarillo, pardo o azul-negro. El vientre es amarillo con manchas oscuras. En los jóvenes, la banda oscura de la garganta es más marcada.
Se lo puede encontrar en los más variados lugares. Lo mismo se establece en llanuras o regiones montañosas que en las zonas de exuberante vegetación o parajes áridos y semidesérticos.
El terrario debe ser de tipo tropical seco, tan alto como largo, cuyo suelo está compuesto por una mezcla igual de arena de río y tierra del bosque, algunas grandes piedras planas superpuestas y un tacón hueco que proporcione refugio. Una cubeta, donde la serpiente pueda bañarse, con agua limpia. Iluminación de tipo fluorescente, un cable colocado bajo el suelo y una lámpara de IR con reflector mantienen una temperatura diurna de 28 a 30ºC, por la noche se interrumpe la calefacción de manera total o parcial según el origen de los animales.
Por su índole irritable y agresivo, es muy temido en las regiones donde se encuentra. Los habitantes de África meridional y de las costas occidentales del continente están convencidos, incluso en la actualidad, que este Ofidio puede proyectar veneno a distancia.
Captura gran variedad de animales, en especial roedores, aves terrícolas y sus crías, saurios y otras serpientes, ranas y sapos. Al igual que las demás especie de Ofidios venenosos, resulta muy útil por la destrucción de animales dañinos que lleva a cabo, pero, supone tal peligro para el hombre que está totalmente justificada la persecución que es objeto.
Los encantadores de serpientes, capturan por sí mismo los ejemplares que necesitan para sus espectáculos. Provistos de un largo y fuerte bastón de mimosa, llamado "nabut", recorren los lugares donde habitan e inspeccionan todos los escondites. Cuando se topan con uno, le obligan a salir, y cada vez que amenaza con atacar, le muestran el bastón, en una de sus extremidades han atado unos cuantos trapos. Enfurecido, el animal acaba por morder los trapos, entonces, los cazadores, retirando de pronto el bastón, intentan partir los dientes. A continuación, apretándole con el bastón la cabeza contra el suelo, se aproximan cautelosamente, lo toman por el cuello, le comprimen la nuca, lo aferran de modo que no pueda hacer movimiento alguno y le examinan la boca para comprobar que no existe la posibilidad de envenenamiento.
Muchos relatos fantásticos se han tejido sobre el Áspid de Egipto, favorecidos por el destacado lugar que este Ofidio ocupó en la simbología faraónica. Según el más conocido de ellos, un Áspid causó la muerte de Cleopatra, tras la batalla naval de Actium, saldada con el triunfo de Octavio y la derrota de Marco Antonio.
Los ejemplares de esta especie son ovíparos.
La puesta consta de ocho a veinte huevos de seis centímetros por tres y medio. Los ponen en un agujero del suelo o en un árbol hueco.
Las crías miden de veinticinco a treinta centímetros de longitud.
Se dispersa por Argelia, Benin, Burkina Faso, Camerún, norte de República Democrática de Congo, Zaire, Chad, Egipto, Eritrea, Etiopia, Ghana, Costa de Marfil, Kenya, Libia, Malí, Mauritania, Marruecos, Níger, Nigeria, Omán, Arabia Saudita, Senegal, Somalia, Sudán, Tanzania, Togo, Uganda, Yemen. Posiblemente se encuentra también en República Centroafricana, Guinea Bissau, Guinea, Liberia, Sierra Leone.
Presenta cuatro subespecies.

Subespecies:

Naja haje anchietae BOCAGE 1879

Conflictiva subespecie.

Naja haje arabica (SCORTECCI 1932)

Se dispersa por Arabia Saudita, Yemen, Omán.

Naja haje haje (LINNAEUS, 1758)

Se dispersa por el sur de Marruecos, este de Egipto, sur y centro de Tanzania, Senegal.

Naja haje legionis VALVERDE 1989

No se poseen datos sobre la misma.

Índice

COLABORE PARA MEJORAR LA PÁGINA.
ENVÍE DESCRIPCIONES DE SERPIENTES.
ESCANEE O FOTOGRAFÍE ARTÍCULOS SOBRE LAS DIFERENTES ESPECIES.
RECUERDE ENVIAR TAMBIÉN INFORMACIÓN SOBRE LA BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA.
contacto

A Género

A Familia

Arriba