Especie:
Tomodon ocellatus

Sinónimos:

Tomodon ocellatum DUMÉRIL, BIBRON & DUMÉRIL 1854: 938
Tomodon ocellatus - BOULENGER 1886: 435
Tomodon ocellatus - BOULENGER 1896 (3): 121
Tomodon ocellatus - PETERS & OREJAS-MIRANDA 1970
Tomodon ocellatus - CEI 1993
Tomodon ocellatus - LEHR 2002: 205

FALSA YARARÁ

Los ejemplares adultos llegan a medir hasta cuarenta y seis centímetros de longitud.
La coloración de es inconfundible, fondo dorsal castaño rojizo o amarillento sucio, con una línea vertebral sutil clara, a cuyos lados se alternan manchas definidas semicirculares marrón oscuro ribeteadas de negro, por debajo de las cuales hay escamas negras irregularmente distribuidas hasta la región ventral. Las escamas ventrales amarillentas ostentan en su borde interior manchas negras triangulares o subtriangulares. En la cabeza hay tres bandas oblicuas marrón desde el ojo a la región labial, la posterior extendiéndose a las escamas parietales.
Posee un cuerpo cilíndrico relativamente grueso. La cola es breve, cilindrocónica y puntiaguda.
Cabeza proporcionada con hocico romo y ojos con pupila vertical. Rostral pequeña, más ancha que alta, poco visible desde arriba; narina en el borde de la nasal anterior; loreal cuadrangular pequeña; una preocular alta y dos postoculares, el borde inferior del ojo estando constituido principalmente por la 3º y 4º supralabial; 7 supra y 9 infralabiales; mental muy reducida; internasales un poco más chicas que las prefrontales; frontal pentalatera angosta, subigual a las parietales; supraoculares también angostas, subtriangulares de base ensanchada; temporales moderadas bien reconocibles; particularmente desarrolladas las últimas tres supralabiales, que llevan las bandas oscuras oblicuas características en Tomodon ocellatus; inferiormente postmentales anteriores más grandes que las posteriores, muy irregulares; gulares casi cuadrangulares, en escaso número e irregulares.
Escamas dorsales en 19 hileras, 17 por reducción posterior; ventrales 142 a 145; subcaudales divididas 32 a 35; placa precloacal dividida; fosetas apicales evidentes, marcadas por pigmento.
Hemipene largo, no claramente lobulado, con surco espermático oblicuo, ornamentación de espinas diminutas inferiores dirigidas hacia atrás, y de grandes y divergentes espinas en la región superior discoidal.
La dentición característica del género se acentúa en este taxón, estando probablemente en relación con su alimentación especializada. Come babosas, y otros moluscos terrestres en general, abundantes en su área puede también integrar su dieta con insectos, sobre todo en el estado juvenil.
Prefiere lugares asoleados, con vegetación herbácea, ocultándose durante el invierno en cuevas subterráneas.
Conocido comúnmente como falsa yarará por su relativo mimetismo.
Sus toxinas de opistoglifo pueden provocar accidentes, con desagradables efectos locales y síntomas generales de intoxicación. Contribuye a su renombre de víbora perjudicial, la actitud intimidatoria desplegada cuando se la ataca, ensanchando cuello y cabeza, y hasta el cuerpo, semejándose más a un Bothrops auténtico.
En la reproducción es ovovivíparo, expulsando al momento de su postura crías envueltas en membranas delgadas y transparentes. La época de los nacimientos parece ser fin de febrero-marzo, estimándose en aproximadamente tres meses el período de gestación. Cada hembra puede dar a luz de 4 a 8 crías, de un tamaño entre 13 a 14 cm, ya activas, presentando actitud intimidatoria y mordiendo.
Se dispersa por el sur de Brasil, Paraguay, Uruguay y en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes, Chaco y Misiones en Argentina.

Índice

COLABORE PARA MEJORAR LA PÁGINA.
ENVÍE DESCRIPCIONES DE SERPIENTES.
ESCANEE O FOTOGRAFÍE ARTÍCULOS SOBRE LAS DIFERENTES ESPECIES.
RECUERDE ENVIAR TAMBIÉN INFORMACIÓN SOBRE LA BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA.
contacto

A Género

A Subfamilia

A Familia